Cuando bebas zumo de Goodnoni, ten por seguro que ha sido elaborado con toda la dedicación y conocimiento de manos expertas.

El sabor de nuestro zumo es garantía de calidad. Cumplimos con los más estrictos controles de seguridad a lo largo de todo nuestro proceso de elaboración.

Desde la recogida al embotellado, en Goodnoni seguimos un proceso de elaboración cuidado y registrado, en el que cada operación está avalada por el HACCP (Análisis de Riesgos y Puntos Críticos de Control).

¿De dónde procede el mejor noni? Esta es una pregunta que muchos se hacen cuando escuchan hablar de este fruto. Lo cierto es que existe una discusión sobre el mejor origen geográfico de la fruta noni.

La planta crece en muchas partes del mundo y pese a que hay ciertas voces que defienden el zumo de Tahití, hay otros que apuestan por el originario de Hawai.

Da igual el lugar de crecimiento, las únicas diferencias proceden de los nutrientes de la tierra o de las condiciones medioambientales.

En el caso de Goodnoni, el noni que usamos es silvestre, crece de forma natural en las selvas de Fiji. Recolectamos el noni desde las zonas bajas costeras hasta las colinas en el interior de la isla.

Sólo lo mejor

Todo fruto tiene su momento de recolección, también el noni. Al igual que hay una fecha aproximada para empezar a recolectar la naranja, la fruta del noni debe ser recolectada en un determinado momento para que su contenido en azúcares y el PH tenga un equilibrio perfecto.

Día a día nuestros agricultores recogen el fruto y lo llevan hasta la fábrica, donde nuestros trabajadores se afanan en clasificarla y limpiarla. En el sistema de procesado sólo entran las mejores piezas.

Junto al aspecto exterior de la fruta, en Goodnoni prestamos mucha atención a los índices de calidad. Por ello, el noni con el que elaboramos nuestros zumos cumple con los criterios de calidad exigidos: niveles superiores al 8% de Brix la medida para el cálculo de la cantidad de azúcar.

Máxima calidad

Sin ingredientes adicionales. Nada de agua ni otros concentrados de zumos, en Goodnoni el zumo de noni sólo contiene noni.

Cuidando la producción

Nos esforzamos al máximo para mantener los aspectos positivos de cada pieza de fruta. Por ello, las conservamos en contenedores de acero “grado alimentario” para que adquieran el estado óptimo antes de pasar al siguiente procesado.

El noni crece durante todo el año, por lo que hay que garantizar que su sabor y propiedades se mantengan siempre igual. ¿Cómo? A través de exhaustivos controles de maduración.

Después de unas 7 ó 10 semanas, el noni está listo para ser exprimido. Sólo hay que separar la pulpa del zumo y embotellar.

Zumo de primera pasteurización natural


Muchos fabricantes someten los zumos a una doble pasteurización, mermando así su propiedades nutritivas. En Goodnoni sólo elaboramos zumo de primera pasteurización natural. Embotellamos en origen para conservar al máximo sus nutrientes.

Mucha atención al embotellado

Tan importante es el contenido como el continente. Por ello, nuestro zumo Goodnoni, aún caliente del proceso de pasteurizado, se embotella en botellas de plástico PET de 1 litro que son selladas herméticamente para que conserve íntegras todas sus propiedades.

¿Por qué usamos el plástico PET? Este es más seguro. A diferencia del vidrio, el plástico permite reducir el precio del zumo. Y no sólo eso, además es totalmente reciclable. Todo son ventajas.

CERRAR
×
×

Carrito