QUÉ ES EL NONI

También llamado Morinda citrifolia

Morinda citrifolia l. es el nombre científico del noni. Es un arbusto leñoso de la familia de las rubiaceas, procedente de las islas Fidji. De estos árboles de Morinda citrifolia y de sus frutos, se obtiene Goodnoni.

Las semillas del Noni

El fruto del noni tiene un gran número de semillas de color rojo marronoso muy resistentes. Su tamaño podría ser como el de una semilla de manzana o de pera. Están cubiertas por un saco de protección que les permite flotar en el agua durante días. Las semillas del Noni germinan mejor cuando caen al suelo y no reciben especial atención.

El recubrimiento de las semillas les permite que incluso después de ser digeridas por animales, al ser depuestas, tengan la capacidad de generar nuevos brotes. Algunas semillas cayeron entre estas tuberías y dieron lugar a esta saludable planta que, de no ser arrancada, dará lugar a un árbol. Las semillas de noni crecen mejor si están desatendidas.

Al principio surge un brote diminuto y, de la noche a la mañana, diez más y, unos días más tarde, un racimo grande de brotes que crecen juntos. Cada brote va a generar una flor y, más adelante, formarán el fruto de noni.

Cada bulbo tendrá una pequeña flor con cinco o seis pétalos blancos, un estilo blanco que acaba en dos estigmas amarillos claros y cinco estambres con anteras amarillas. Las flores son de entre 6 – 7 mm de largo y con forma de campana. Las abejas y las hormigas polinizan el estigma.

Semillas del noni

Una nueva flor se desarrollará de cada bulbo floral

Flor del noni

Más y más flores aparecen y el cluster de bulbos va creciendo.

Las flores se marchitan y caen dos días después de abrirse. Una cicatriz redonda aparece en el lugar que nació la flor. Esta cicatriz será visible en el fruto el resto de su vida.

Tan pronto como la última flor cae se desarrolla la fruta oval. Las marcas dejadas por las flores son bien visibles. En cada cicatriz del fruto hubo una flor. El fruto joven es bastante irregular y de color verde.

Las hojas del Noni son grandes y de un verde oscuro, con enervaciones gruesas. Su superficie es cerosa, quedando protegida del sol y de los vientos salados oceánicos. A menudo, las hojas superan los 30 cm de largo.

Las ramas jóvenes son cuadrangulares y agujereadas en su interior. A medida que maduran se vuelven más duras y redondas.

La fruta noni

Cuando la fruta madura, cambia su color del verde a un tono más amarillento. Es firme y ya desprende aroma de fruta Noni. Los pájaros no la atacan precisamente por este olor, que podríamos definir como de queso fuerte. Sólo le faltan algunos días de sol para que pueda ser recogida. Cuando esté totalmente madura, su color será blanco crema.

Para obtener un zumo de calidad es esencial una limpieza muy cuidadosa.

Las marcas de las flores aún son visibles en los frutos. El proceso de crecimiento dura entre seis y nueve semanas. No todos los frutos de Noni son como estos. El tamaño y la coloración del fruto depende mucho de las condiciones y del lugar de cultivo; ¡Hay frutos que no sobrepasan el tamaño de una nuez!

En Fiji existen numerosos lugares donde el árbol de Noni crece de forma natural. Empezó a cultivarse para sacarle un mayor rendimiento aunque su cultivo no ha dado los resultados esperados. Como cualquier árbol frutal, el noni necesita unas atenciones determinadas para ser explotado. Se planta en largas hileras separadas unos cuatro o cinco metros. Tanto el regado como la fertilización y el podado son necesarios. Para permitir una recolecta de frutos sencilla, no se debe dejar crecer a los árboles en exceso.

El zumo de noni Goodnoni se elabora exclusivamente con árboles que crecen de forma silvestre (salvaje, no cultivados).